Publicidad:
La Coctelera

T E R R A L

Viento andíbero en la región de los valles.

15 Abril 2014

P r e s a g i o

Un poeta popular deja sus trabajos portadores de presagios...

Carlos Enrique Moyano Jaña                           Wikipedia

Presagio José Manuel Pizarro

Un poeta observador, periodista autodidacta, adelanta prosa poética para comunicadores sensibles en la bahía porteña. Cuando la mirada solía ocuparse en identificar cosas y hechos entre mar y tierra. Donde las recurrencias de alertas con bombardeos, incendios y sismos abordan a la poesía. Mientras cae el agua…

 

Carlos Pezoa Veliz (Santiago de Chile, 21 de Julio de 1879 – Santiago, 21 de Abril de 1908) es parte del grupo o corriente intelectual en que la ponderación y crítica en torno a las curiosidades del entorno, tenía la preferencia. Así, Víctor Domingo Silva (un tongoyino) alaba al símbolo patrio; Augusto D`Halmar crea una novela.

 

Pezoa, carece del poder económico para acceder al  parnaso de la inspiración. Cuentan sus biógrafos que, acogido por un matrimonio mayor, encontró el calor de hogar. En “Nada” – uno de los poemas más divulgados- denota la capacidad del observador nato. Aparece el don nadie.

 

Valparaíso, surge en sus trabajos. En el comienzo del siglo pasado (1906)…el terremoto acorta los pasos del reportero y agranda las zancadas del poeta: “Era un pobre diablo que siempre venía / cerca de un gran pueblo donde yo vivía; / joven, rubio y flaco… “, dice.

 

Atrapado por el sismo son mutiladas sus dos extremidades y la partida a los 28 años de edad, en el hospital capitalino, es de presagio: “Sobre el campo el agua mustia / cae fina, grácil, leve, / con el agua cae angustia; / llueve… (…) Entonces, muerto de angustia, / ante el panorama inmenso, / mientras cae el agua mustia, pienso”.

 

 

.

 

 

servido por terral sin comentarios compártelo

9 Abril 2014

S o ñ a d u r a

Los sueños premonitorios, en el valle, tienen otras interpretaciones...

DIAGUITAS: Al pasar por el camino...  JMP

Soñadura José Manuel Pizarro

Un sueño premonitorio, anticipo vital, muestra ocurrencia para observadores atentos  en la lonja ribereña. Cuando el cerro grande del pueblo hundido de los diaguitas suele confundirse con las pirámides. Donde la danza y los tambores acallan resonancias para el minuto de silencio. Al pasar por el camino…

 

Los amautas del ayer solían interpretar sueños. Así. los trabajos y los días resultaban, un poco, previstos. El clima, sol ardiente, no era ajeno ante cualquier situación vinculada al entorno. Aun más, la pajarería, abundante en el periodo precolombino, amedrentaba o regocijaba con su canto ante lo previsto.

 

No, no es igual escuchar a la tortolita cuyana que arrulla con su canto, la tenca animosa y juguetona o al “chuncho malagûero” que se escabulle por los rincones. Sí, porque todo sueño lleva imágenes y sonidos. Para los elquinos soñar con el Terral es sinónimo de acompañamiento para la cosecha venidera.

 

Ahora, los mensajes vienen desde Internet: “Tutmosis IV tuvo un sueño al quedarse dormido a los pies de la Esfinge de Gizeh, en el que se le prometía alcanzar el poder a cambio de quitar la arena que cubría casi por completo este monumento. Esto supuso la creación de la "Estela del Sueño…".

La cerrerìa elquina es caja de resonancia para la premonición en los sueños. Santiago Pizarro supo tres días antes que volvería al cementerio local. Hoy, ante el desenlace en el paseo para celebrar el centenario del Baile de Danza Nª14 de Diaguitas sólo queda una que otra imagen de una soñadura que llora.

 

servido por terral sin comentarios compártelo

2 Abril 2014

N a c e n c i a

Y llego`el otoño con el cuimpleaños de Gabriela...

VICUÑA: Al otro lado del rio en la actualidad.  JMP

Nacencia José Manuel Pizarro

Una nacencia tradicional, madreselva en flor, pondera el oficio de cientos de comadronas que acompañaron en los alumbramientos de término o imprevistos en la lonja ribereña. Cuando un padre poeta y maestro rural vive los dolores y regocijos. Donde vale una cazuela para la cuarentena. Gracias a la vida…

 

Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoi Alcayaga (Vicuña, valle de Elqui 7 de Abril de 1889 – Hospital de Hempstead de Long Island, EE.UU. el 10 de Enero de 1957) es la madreselva en flor que tanto los padres como la “vecina partera” facilitaron su salida al mundo. Llegó de madrugada y con marraqueta.

 

“A bocanas el aire nos traía/ los ruios de allá lejos/ y el toque d`oración de las campanas/ de l`ìglesia del pueblo…” Casi nace por el camino la futura maestra y poetisa. (Los versos son de José Chamizo, vate español). El matrimonio de Petronila y Jerónimo viene desde La Unión (actual Pisco Elqui) a Vicuña.

 

El listado de mamadres es imponderable. En la lonja ribereña aún recuerdan a Nolberta Bugueño, Sabina Carrasco, Doralisa Rojas y otras vecinas que mantuvieron la tradición hasta la primera mitad del siglo pasado. ¿Niña o niño? Don Jerónimo deseaba una niña que debería ser universal.

 

Hay una fontana y un par de versos pidiendo la protección divina y humana para la recién nacida. Fenando Alegría, escritor chileno, repara en que “existe una curiosa disparidad entre los biógrafos de Gabriela Mistral cuando se trata de fijar el día de su nacimiento”. No obstante, la nacencia fue promisoria.

 

 

servido por terral sin comentarios compártelo

1 Abril 2014

P a c e ñ o

Fl arbol  de hojas verdes crece...

PUCLARO: Rio abajo tambien crecen los arboles...                      JMP

 

 

Paceño José Manuel Pizarro

Un ensayo olvidado. escribidura latinoamericana, hojea reflexiones para comunicadores locales en la región de los valles. Cuando los amigos libros suelen ser rescatados de papelerías tentadoras. Donde se recuerda y sintetiza la vida de un grande en la interpretación literaria hispanoindia. Paso del norte…

 

En “Puertas al campo” hay espacios de sobra para subrayar ideas principales y no tan necesarias para comprender los afanes en el arte, ensayo y poesía. Los lectores a la antigua nada dejan de lado y son tal como los picapedreros que de tanto escarbar entre pedregales…suelen encontrar diamantes.

 

Y los cateadores de la región no pierden oportunidades. ¿Qué es un ensayo? Tal acción consiste en reparar y llegar a una reflexión adecuada y oportuna sobre un tema específico. En este caso: la herencia europea ante la literatura hispanoamericana, según el  hallazgo del libro en la papelería familiar.

 

Hojeando: “¿Existe una literatura hispanoamericana? Hasta fines del siglo pasado se dijo que nuestras letras eran una rama del tronco español. Nada más cierto si se atiende al lenguaje. Mexicanos, argentinos, cubanos, chilenos – todos los hispanoamericanos- escribimos en español”, sostiene el autor.

 

Pero, “Como es sabido, la unidad lingüística es mayor en América que en España (…) nosotros no tuvimos Edad Media”. Es árbol distinto con hojas más verdes, enfatiza Octavio Paz Lozano (Ciudad de México, México 31 de Marzo de 1914 – 19 de Abril de 1998 en la misma ciudad) : Premio Nobel 1990. ¡Vale!

 

servido por terral sin comentarios compártelo

19 Marzo 2014

V i t a l

Las fuentes termales grandes o pequeñas ayudan en la energìa corporal y,ahora, industrial...

La Serena en el verano 2014 y su casco antiguo.        JMP

Vital José Manuel Pizarro

Un conquistador adelantado, imaginero realista, cobra vigencia para buscadores de fuentes vivificantes en la región andina. Cuando la leyenda entre los naturales permite el descubrimiento de un lugar privilegiado. Donde la búsqueda de fuentes rejuvenecedoras cede el paso por el norte y por el sur.  La luna se esta bañando…

 

Juan Ponce de León, conquistador español en el siglo XVI, desempeño el cargo de Gobernador en Puerto Rico y luego descubrió Florida. Es recordado como tal. Sin embargo, su tenacidad en la búsqueda de la Fuente de la Juventud lo ha inmortalizado entre los imagineros realistas.

 

Un diaguita actual que viva en La Serena, por ejemplo, podría aportar datos de “Baños o Termas” en la región. Todos incipientes.  Por la Ruta 41 y a 180 kilómetros, valle adentro, aparece el más nombrado. Por historia y encanto atrapa a los viajeros del lado argentino y chileno.

 

La historia la aportaron los arrieros que de puro buen corazón no sacrificaron al vacuno enfermo y lo dejaron morir al lado de una fuente. El “encanto” lo puso un vecino de Huanta que al final de su jornada solía decir: - “¡Estoy solo…como choco sin amo!” Con piruetas y bromas, ya mayor, irradiaba juventud.

 

Mientras en Florida (USA) recuerdan  a Ponce de León en el vallecillo de Uchumi un ojillo de agua caliente busca la belleza. Abajo, el río Elqui invita  a participar con los cinco sentidos. No siempre los baños termales vivifican; él, tal como el Calle Calle… aguarda a la luna. El toro nació de nuevo.

servido por terral sin comentarios compártelo

13 Marzo 2014

T e r r a l i b r o

Alude a la saida temprana del Terral  y un viaje al interior del valle...

COQUIMPU 2014:Puerto de entradas y salidas.   JMP

Terralibro José Manuel Pizarro

Un terral caluroso, soplador abrileño, depara sorpresa para curioso impertinente en la lonja ribereña. Cuando el cantor de los algarrobales cautela su territorio entre la quebrada y la ribera. Donde se cuentan las aprehensiones de un estudioso para cultivar la arqueología y la narrativa diaguita. Curahuèn…

 

Ya, en la segunda quincena de marzo, el Terral (viento caluroso de los diaguitas) viene por los arenales de Algarrobal. Tan adelantado como conductor que ignora la línea continua al centro de la carretera…se aproxima velozmente para superar estaciones: Otoño e Invierno.

 

Y no viene solo. En efecto, otras “sopladuras” afloran en el entorno. Aunque todas hijas de un mismo padre evidencian su carisma y fuerza en cada rincón. ¿Quién no ha sentido el frescor del aire en Paihuano, Rivadavia, Vicuña y otros lugares? El fenómeno es variable tal como el lenguaje: Kakàn.

 

En los recodos del Cerro de la Virgen, Huancara y exhacienda La Compañía, el viento se hace multifacético. Contagia vigor, dicen los entendidos en terapias ancestrales. Hoy, la palabra adquiere brillo en la comunicación oral y escrita. Brevedad y claridad es la exigencia.

 

El Terral, pariente del viento Zonda de la provincia de San Juan, Argentina, en alegre personificación adquiere relevancia ante la necesidad de saber más sobre la Cultura Diaguita. - ¡Voy a Vicuña y bajo en La Compañía! Se oye la voz de un autodidacta detrás del paquetòn. Luego revela el deseo de transformar su entorno en Museo al aire libre y leer “Terraleando”. ¡Vale!

Nota: Con el tìtulo "Viento recio" se publica -12-3-14-, en DIARIO DE CUYO, San Juan, Argentina.

 

servido por terral sin comentarios compártelo

7 Marzo 2014

B a n q u e t a z o

Desde el siglo XVI, la tierra norteña es fecunda en espejismos y otras apariciones...

Vicuña a la salida del sol en 2014.                               JMP

 

 

 

 

 

Banquetazo José Manuel Pizarro

Un vallecillo diaguita, alerón de cerro, oculta secreto palaciego para andaduras metafísicas en la región de los valles. Cuando aquello de los “idus de marzo y al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”…tiene su equivalencia en los valles. Donde se recuerda a un castillo encantado. Había una vez…

 

Desde Huasco al sur, las tajaduras de cerros impresionan desde las alturas. Una tarta milenaria. Así, a vista de pájaro, hay espacio demás para construir nidales, miradores y hasta alguna fortaleza contra la sequía. Castillos en el aire…entre las alturas de las montañas; palacios al estilo europeo.

 

El trueque – intercambio de acciones o bienes comunitarios- no tienen mucha raigambre en el Norte Chico. Aunque la solidaridad es abierta…la o el otorgante saben muy bien quièn o quiènes la merecen. Predomina: la gratitud. Y en este plano, hay seres vivos que rinden favores y homenajes inusuales.

 

En Alcohuaz, -un centenar de kilómetros Valle de Elqui, adentro-, en la segunda mitad del siglo pasado era posible encontrar referencias “frescas” sobre la costumbre de dejar en la noche una porción de alimento para una supuesta pasajera. Así se aseguraba la retribución de tan extraña visitante.

 

Ya va para el medio siglo que don Tallo Galleguillos– según nuestra fuente- recibió la invitación, por parte de don Juanito, para ir a visitar a la dama que consumía noche a noche el alimento destinado a ella . La cita era en Uchumì y en marzo. ¡Què banquetazo en palacio! (Tan sólo roquerío, al despertar).

servido por terral sin comentarios compártelo

4 Marzo 2014

C a n d e n t e

Despedida del verano...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Candente José Manuel Pizarro

Un verano candente, chamusco de sarmiento, cobija imagen piadosa para niños rezadores en la lonja ribereña. Cuando parte de la infancia diaguitana de los años setenta suele repetir aquello de “donde fuego hubo…cenizas quedan”. Donde el rezago veraniego con su fiesta de soles mañaneros se hace fogata. Y el pan nuestro…

La diapositiva o foto transparente emerge elocuente desde el arcòn de los libros. Así, al filo del medio siglo, podría postular entre los concursos nacionales o regionales que día a día enriquecen al patrimonio cultural. Se trata de una imagen con señales de quemaduras  y una hilera de niños en actitud devota.

Para el fotógrafo ambulante de la época, la toma resulta natural en aquella ladera en que también se rinde culto a los diaguitas ancestrales. Allí, junto al paso del tren, más de algún pasajero debe haberse sorprendido con la imagen chamuscada. Un verano en que desaparecía la estación ferroviaria y la escuela granja.

Y los años se fueron raudos llevándose a los jóvenes al norte como aprendices de electricidad y mecánica en María Elena, Pedro de Valdivia, Chuquicamata, El Salvador y otras fuentes laborales. Las niñas, aunque no aparecen en la foto, se quedaron como dueñas en la lonja ribereña.

Mientras la diapositiva captada en e1970 ya es historia, la línea del tren se hace camino y los niños… ya son abuelos. Ahora, los parronales crecen al  sol. El  año escolar 2014 comienza con cientos de  niños y textos escolares en  apertura para otra imagen candente.

servido por terral sin comentarios compártelo


Sobre mí

José Manuel Pizarro Rojas (TERRAL), en apoyo a la Cultura Diaguita sigue desarrollando formas aproximadas a la estética de la cultura originaria. Las notas anteriores al cambio de estilo se han recogido en textos artesanales: Terraleando, Chañar diaguita, El Diablo en Diaguitas, Alamar,Piramidelqui y otros. pizarroj138@gmail.com
Estadisticas de visitas Free Counter
Website Counter visiteurs online

Fotos

terral todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera